661 42 55 38 / 620 48 09 38 info@atalayait.com

La importancia de

las web responsive

Nuestro mundo evoluciona día a día y la forma de verlo también. La tecnología ha sido uno de los papeles fundamentales en esta evolución ya que, a través de esta, hemos conseguido una forma de comunicarnos entre nosotros y comunicarnos con el resto del mundo.

Los smartphones, a día de hoy, son uno de los medios más usados para esta comunicación debido a su tamaño de fácil portabilidad y la gran funcionalidad que representan.

Pero, ¿las páginas web están adaptadas a este dispositivo para una mayor agilidad de comprensión de la misma?

Ahí es donde nos encontramos un problema, ya que hay webs que no son responsive, debido a su antigüedad o a su falta de actualización hacia estos aparatos.

Por eso la navegación por ellas supone un problema y empeora la experiencia de usuario, que a menudo, puede provocar el abandono de la página antes de obtener lo que se quería buscar.

Por ello, el hecho de que una web esté adaptada o no a móviles influye mucho en el ranking de los resultados de búsqueda desde estos dispositivos en Google.

A este algoritmo se le llama MOBILEGEDDON y con él Google consigue algo muy importante para su éxito, y es que mantiene a los usuarios satisfechos con su ranking de búsquedas, ya que, entre dos páginas similares en cuanto a su calidad de contenido, aparecerá primero la que se visualice mejor desde el dispositivo con el que se está haciendo la búsqueda.

 

Qué conlleva no hacer una web responsive

Una de las cosas a las que afecta directamente no tener una web responsive es el perjuicio económico.

Cuando Google cambió el algoritmo para optimizar las páginas a diferentes dispositivos, afectó muy negativamente a la facturación de las empresas ya que, al final, la optimización de la página es un proceso lento del que se requiere tiempo.

Uno de los casos más sonados fue en 2014 cuando Softonic tuvo que hacer un ERE por el revés que supuso el cambio de algoritmo de Google.

Aunque también afectó a pequeñas y medianas empresas que buscaban convertir a usuarios en clientes, éstos solo llegarían a través de redes sociales y buscadores por lo que cualquier cambio afectaría su visibilidad y por consiguiente el tráfico de usuarios y su facturación.

 

El teléfono móvil es importante

Tenemos que ser conscientes de que el teléfono móvil se ha vuelto indispensable en nuestro día a día y que se ha vuelto normal buscar todo tipo de información y productos en él.

Por este motivo es importante tomarse en serio la adaptabilidad de la web a estos aparatos, ya que son más los internautas que se conectan desde sus smartphones que desde sus ordenadores o tablets, es por esto que las empresas deben mimar a los usuarios.

 

Cómo hacer tu web responsive

Para que no nos penalicen en nuestro posicionamiento, lo mejor es adaptar siempre nuestra web a los diferentes dispositivos electrónicos.

Incluso si creemos que nuestra web sería legible en smartphone o Tablet, siempre es mejor asegurarse.

Para ello hay que hacer una web responsive, también llamado diseño adaptativo, que es el que Google más recomienda. Consiste en adaptar el contenido de la web a la medida de la pantalla del dispositivo que se esté utilizando.

Por ejemplo, en los smartphones, que tienen pantallas pequeñas, los usuarios deberían ver el contenido a una sola columna para su mayor legibilidad.

En cambio, en una tablet que su pantalla es más grande, el mismo contenido puede aparecer en dos o tres columnas, que seguiría siendo legible.

Este tipo de diseño, al ser adaptativo, siempre se va a adaptar a los cambios futuros que pueda haber en los navegadores y dispositivos sin requerir ningún tipo de mantenimiento.

 

 

Ventajas para la empresa

El hecho de que Google nos obligue a adaptar nuestra web a estos dispositivos se tiene que ver como una ventaja. Motivos:

 

R

La inversión que se hace en una web responsive se recupera enseguida

R

Google nos posicionará mejor

R

Una vez que se hace click en nuestro enlace desde la página de resultados de búsqueda, es mucho más probable que los usuarios generen una buena interacción con una web responsive a una que no lo es.

R

El diseño responsive siempre destaca aquella acción que queremos que el usuario lleve a cabo y facilita el poder retomarla sin tener que volver a buscarla por toda la página con el riesgo de que se canse y abandone la búsqueda.

 

Esperamos que te haya servido de ayuda estas recomendaciones, y si tienes cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros.

Pin It on Pinterest