Consejos para tener una buena imagen de marca

18 Jul 22 | Desarrollo y diseño web

La imagen de marca de tu empresa es determinante para muchos ámbitos, como, por ejemplo, para que los usuarios se conviertan en tus clientes.

Por eso, desde el diseño del logotipo adecuado para tu negocio hasta la integración de tu identidad corporativa, hay que tener en cuenta la imagen de marca.

La identidad corporativa es vital para poder transmitir unas u otras cosas y para conseguir gustar a nuestro público objetivo. Hoy en día la presencia online es lo primero que solemos conocer de una marca. La mayoría de nosotros nos hemos podido encontrar con una empresa que no conocíamos cuando estábamos buscando algo en internet o navegando por las redes sociales…

Además, hay que añadir, que a día de hoy la mayoría de los usuarios buscamos de manera online información sobre un producto o servicio que nos interesa y en función de esa información, compramos o no.

Incluso en nuestra búsqueda, solemos decantarnos por una empresa u otra del ámbito que estamos buscando por la sensación que nos puede transmitir su marca.

Todo esto es lo que finalmente nos hace decidirnos por contratar un servicio o producto o no. Y todo ello es lo que forma la imagen de marca.

Nuestra imagen de marca debe partir de una buena identidad corporativa, pero, además, también debemos definir un tono de comunicación y un estilo conceto que se pueda asociar a nuestro producto nada más verlo…

Para ayudarte a crear o mejorar tu imagen de marca hoy traemos algunos consejos:

Define

Hay que definir quienes somos, qué queremos transmitir, cuáles son nuestros puntos fuertes y cómo queremos que nos perciban los consumidores. Una vez que tenemos respuesta a todas estas preguntas se puede avanzar, ya que ahora sabemos hacia dónde vamos.

Objetivos

Debemos dejar claro qué pretendemos conseguir y a quién queremos llegar. Esto es importante para nuestra imagen de marca ya que no deberemos realizar las mismas acciones si nos dirigimos aun público adolescente que si nos dirigimos a una franja de edad más adulta. Ocurre lo mismo con lo que queremos conseguir ya que tampoco actuaremos igual si buscamos ser una marca reconocida sin más a si pretendemos aumentar las ventas.

Analiza

Para crear una imagen de marca en un sector que ya cuenta con otras muchas marcas, es muy importante saber qué están haciendo. Conocer lo que hace la competencia es de gran ayuda tanto para saber lo que es habitual en nuestro sector, como para detectar algo que podemos usar para diferenciarnos del resto.

Elige los colores apropiados

Aquí empezamos a centrarnos en la parte visual, en nuestra identidad corporativa. Gracias a la psicología del color, y ya sabiendo a quién nos dirigimos y lo que queremos transmitir de nosotros mismos, podremos seleccionar el color, o los colores, más apropiados para nuestro negocio.

gama cromática

Escoge las tipografías adecuadas

Al igual que ocurre con los colores, las tipografías pueden transmitir cosas por sí solas. Cada familia tipográfica hará sentir a quien la vea diferentes emociones. Seriedad, juventud, tecnología… como ya hemos dicho antes, en función de nuestros valores y público objetivo, deberemos decantarnos por la que mejor encaje con nuestros objetivos.

Usa la mejor forma

Respecto al icono o imagen que vaya en nuestro logotipo, deberemos hacer algo similar o lo que veíamos con los colores y tipografías. Cada forma geométrica expresa algo distinto y, por este motivo, debemos usar las que mejor ayuden a transmitir, junto con los demás elementos del logo, lo que necesitamos en nuestra imagen de marca.

Sé memorable

Está muy bien estar a la última y ser moderno, pero no es nada recomendable que basemos nuestra imagen de marca en una tendencia. Si lo hacemos, pronto estaremos desfasados y se tendrá que rediseñar todo. Si queremos que nuestra imagen de marca perdure en el tiempo, debemos decantarnos por una identidad corporativa que sea duradera.

Cuida la parte técnica

Nuestro logotipo debería estar bien diseñado. Esto quiere decir que debería funcionar en negativo igual que en color, que deberíamos poder ampliarlo y reducirlo, e imprimirlo y usarlo online. Todo ello sin perder calidad o hacer que no se reconozca.

Papelería corporativa

Además de todo lo anterior, debemos crear la papelería corporativa. Hay mucha gente que aún guarda las tarjetas de visita de las empresas. Teniendo en cuenta el coste de las tarjetas, merece la pena imprimirlas y que tu potencial cliente siempre tenga tu número si lo necesita. Además, hay que tener cuidado con que todos tus documentos mantengan su identidad corporativa, ya que tus clientes percibirán que es una empresa seria y responsable.

Una web que cumpla tus necesidades

No todas las empresas son iguales por lo que su página web tampoco debería serlo. Actualmente, hay muchas opciones tanto de diseño como de desarrollo de web, y debemos elegir la que se ajuste a nuestras necesidades.

papeleria-corporativa

Que tu web sea corporativa

Quieres mejorar tu imagen de marca, pero tu logo es naranja con formas redondeadas mientras que en tu web predomina el azul y formas rectas… ¿un poco raro no? Pues para tus clientes, también. Cuanto más apliques tu identidad corporativa, más reconocible será para tus potenciales clientes.

No pierdas de vista la usabilidad

Otra cosa que influye mucho en tu imagen de marca es la usabilidad que tiene tu web. Si entras en una web corporativa y lo que ves es caos y desorden ¿qué puedes pensar de esa empresa? Pues eso mismo es lo que tus usuarios pensarán de ti si no cuidas la navegación, la organización de contenidos…

Facilita el contacto

Si quieres que contacten contigo, pónselo fácil. Imagina que un usuario visita tu web y se interesa por uno de tus servicios, pero le surge una duda. Intenta contactar contigo para poder preguntar, pero no encuentra como hacerlo. Has perdido a ese posible cliente.

Tampoco hay que irse al otro externo y pasarse. En los formularios, no te pases con los campos a rellenar ya que el usuario puede sentirse incómodo. Intenta dar varias opciones de contacto, como un teléfono, un email…

Cuida la experiencia

Habrás oído hablar de la experiencia de usuario. Esto significa que tienes que hacer una web agradable a la vista para el usuario. Hay cosas que puedes cuidar para mejorar esta experiencia, como por ejemplo una página de error 404 personalizada, un buscador…

Actualízate

A día de hoy, el diseño y desarrollo web ha evolucionado mucho y contamos con infinidad de opciones. Aprovéchate de ellas y di adiós a programas anticuados, diseños congelados…

Pásate al responsive

Más de 14 millones de usuarios acceden a Internet desde dispositivos móviles. ¿No te parece suficiente como para que tu web se vea bien en ellos?

Diferénciate

Todas las empresas destacan por algo y es ahí donde te deberías centrar para diferenciarte de tu competencia, y conseguir que tus potenciales clientes te elijan a ti y no a ella.

Sé detallista

Una imagen de marca no existe sin lo que sienten por nosotros los usuarios. Por este motivo aconsejamos que pongáis especial cuidado en los detalles. Puede que el botón de contacto de tu web no te parezca demasiado importante, pero tus visitantes notarán y valorarán la diferencia de uno cualquiera a uno elegido cuidadosamente.

Genera contenidos

Los contenidos son una de las mejores formas de atraer a usuarios hacia nuestras marcas. Cada contenido es una oportunidad de oro para aplicar nuestra estética corporativa, para utilizar el tono que queramos que se asocie a nuestra imagen de marca y, de paso, para mejorar nuestro posicionamiento web.

Conecta con tus usuarios

No todos los contenidos consiguen calar igual en nuestros usuarios. Las ilustraciones y las tipografías “hechas a mano” conectan más que otros tipos de contenido.

Comparte tus conocimientos

Si compartes contenidos útiles para tus usuarios conseguirás dar a conocer tu empresa y su estética, terminarás por ser reconocido como un experto en tu sector, generarás engagement y, como consecuencia, mejorarás tu imagen de marca.

Sé social

Si facilitas a tus usuarios que compartan tus contenidos en redes sociales, poniendo botones para ello en tu blog, por ejemplo, aumentarás tu difusión, así llegarás a más gente y afianzarás tu imagen de marca.

Cuida tu presencia social

Si vas a estar presente en las redes sociales, sé consecuente con tu identidad corporativa y úsala. Aquí también deberías aplicar tu estética, y no sólo a tus contenidos sino a tus imágenes de perfil. Con el todo de comunicación ocurre lo mismo. Debes mantener la forma en la que hayas decidido relacionarte con tus consumidores.

redes sociales

Humaniza tu marca

A los usuarios nos gusta notar que detrás de una marca hay un equipo humano. Puede demostrar que ese es tu caso hablando sobre él, poniéndole cara mediante fotos, felicitando fechas señaladas…

Sé consistente

Hagas lo que hagas, vayas donde vayas, lleva siempre contigo tu identidad corporativa y tono de comunicación. Esto es vital para tu imagen de marca.

Y con esto hemos acabado nuestros consejos para que tu imagen de marca esté bien construida. Si quieres saber más o, aún sabiendo esto, necesitas que te echemos una mano, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo aquello que sea posible.

Pin It on Pinterest