Marketing emocional: cómo enamorar con tu marca

24 Ene 23 | Desarrollo y diseño web

El marketing emocional es muy importante a la hora de realizar una compra, ya que el 90% de las decisiones de compra son emocionales y sólo el 10% racionales.

Esto quiere decir que, normalmente, a la hora de comprar productos o contratar algún servicio, los clientes se suelen mover por las emociones que tu marca despierta en ellos.

Lo más importante es cómo haces sentir a tus clientes. Y, sobre todo, cómo imaginan que se sentirán una vez que tengan tu producto o servicio en sus manos.

Por ejemplo, piensa que te has comprado unas zapatillas de deporte que te encantan. Seguramente, más que su diseño, lo que más te gustó fue la idea de verte con ESAS zapatillas. Caminando, con tus amigos, en una cita y mil imágenes más que tu mente construye a partir de las emociones que generan esas zapatillas de X marca.

No somos seres racionales, más bien, somos personas emocionales que son capaces de razonar, que no es lo mismo. Y esto las grandes empresas lo saben y, por eso, cada vez se esfuerzan más en desarrollar estrategias de marketing emocional que les permita llegar al corazón de sus clientes.

¿Sabes por qué? Porque si no emocionas, no vendes.

Pero, ¿en qué consiste el marketing emocional realmente? ¿Cómo puedes ponerlo en práctica en tu empresa?

Te vamos a dar las claves para crear tu propia estrategia de marketing emocional. ¿Quieres enamorar a tus clientes y convertirte en una auténtica lovemark? No importa lo que vendas. ¡Puedes hacerlo!

Marketing emocional: definición

Comencemos por lo más importante: ¿qué es el marketing emocional?

Podríamos decir que el marketing emocional es el que enamora, el que se siente y el que, en definitiva, conecta con el corazón de tus consumidores.

El marketing emocional va más allá de vender, busca establecer vínculos emocionales y duraderos con tus clientes o futuros clientes.

Esto se consigue sacudiendo las emociones de los clientes. Las emociones reaccionan ante los diferentes estímulos que nos encontramos en el día a día, guiando nuestras emociones. Hay muchas emociones que se utilizan en las campañas de marketing emocional: admiración, sorpresa, confianza… todo depende de la personalidad de tu marca, de lo que vendas y de la sensación que quieras transmitir.

marketing-emocional-content

Marketing emocional: características

La finalidad de toda estrategia de marketing es vender una de las principales características del marketing emocional es la venta de un producto a través de una emoción.

El marketing tradicional solo busca vender por vender, focalizando toda su atención en el producto, mientras que el marketing emocional deja a un lado el producto para centrarse exclusivamente en las personas que se acercan a tu marca, compren o no.

Vender emociones ayuda a proyectar tu imagen de marca en la mente del comprador y, si en algún momento esa persona necesita tus servicios, tienes una gran parte del trabajo hecho.

Por ejemplo, piensa en Apple. Puede que según hay un modelo nuevo cada año quieras cambiarlo o puede que no. Lo que es seguro es que la gran mayoría de las personas quieren tener un iPhone en sus manos. Hay muchos móviles y marcas diferentes, pero desde Apple nos han dejado claro que, como los suyos, ninguno.

Y te preguntarás, ¿cómo lo han conseguido? Pues han cautivado y se han posicionado en el corazón de muchas personas gracias al branding emocional, que es el máximo exponente del marketing emocional.

Ventajas y desventajas del marketing emocional

Una de sus principales desventajas es que tus ventas no se multiplican de forma instantánea, sino que irás viendo resultados más bien a medio-largo plazo.

Sin embargo, una vez que lo consigues, tienes grandes ventajas:

  • Provoca un mayor impacto en la vida del consumidor
  • Potencia la relación con tus clientes y posibles clientes
  • Hace que tu público identifique los valores de tu empresa y se sienta parte de tu marca
  • Establece una relación más duradera y estable en el tiempo
  • Fideliza a tu audiencia
  • Genera aspiraciones de deseo
  • Fomenta la recomendación
  • Te diferencia de tu competencia
  • Mejora tu imagen de marca y tu reputación
que es el marketing emocional

Cómo desarrollar tu propia estrategia de marketing emocional

Ahora que sabes que es el marketing emocional, vamos a ver como lo puedes poner en práctica.

Ser una marca lovemark (como Coca-Cola, Starbucks…) es difícil pero no imposible. Aquí te dejamos algunas estrategias básicas que te ayudarán a intimar con tu público para así crear y mantener el vínculo afectivo marca-consumidor. Toma nota y empieza a crear tu propia estrategia de marketing emocional:

1. Conoce a tu audiencia

Nunca vas a poder enamorar a tu público si no conoces en profundidad sus sentimientos, inquietudes, preocupaciones… Descubre qué les gusta para empezar a construir mensajes que despierten sus emociones y así se sientan comprendidos. Crea una experiencia de marca memorable para que no te olviden unca y vuelvan a confiar en ti una y otra vez.

2. Humaniza tu marca

Si quieres conectar con el lado emocional de las personas, antes tienes que dejarles ver tu lado más humano. Hazlo de una forma auténtica, sincera. Se fiel a tus principios y a tu personalidad, pero sin olvidarte de los demás. Escucha sus necesidades, empatiza con su situación y hazles saber que te preocupas por ellos.

3. Utiliza el storytelling

Todas las historias tienen el poder de emocionar y de conectar con los sentimientos del que lee o escucha. Aprovecha el poder de las narraciones para contar historias que enganchen a tu público y se sientan identificados.

4. Crea comunidad

Mantén el contacto con tus seguidores y aprovecha las redes sociales y otros canales como tu newsletter o tu blog para compartir con tu audiencia todos estos mensajes. Interactúa con ellos, escucha sus comentarios, responde a sus preguntas y fomenta su participación para que se relacionen entre sí.

5. Refuerza tu mensaje con tu identidad corporativa

Todo lo que tiene que ver con tu marca habla de ti. Tu página web, por supuesto, también transmite emociones, así que cuidado con lo que muestras en ella.

6. Sé constante en tu estrategia de branding emocional

Una vez que hayas enamorado a tu público, no puedes dejar de hacerlo. Recuerda que estás a un click de que tu cliente te sea infiel y se vaya con otro que le emocione más.

Marketing emocional: ejemplos

Hay muchas marcas que han conseguido enamorar a sus consumidores hasta el punto de que estos acaban sintiéndolas como parte de su propia identidad.

Son marcas que, en todas sus estrategias de marketing y branding, despliegan toda su capacidad de seducción para construir mensajes emocionales que no dejan indiferente a nadie. Os traemos algunos ejemplos de marketing emocional que nos han encantado.

 

Coca-Cola: «Siente el sabor»

Coca-Cola es la reina del marketing emocional. A lo largo de los años se ha ido posicionando en nuestras mentes como la bebida de la felicidad y la amistad. Y así lo reflejaron en este anuncio del 2016, que hace sentir la fuerza y la sensación de cada imagen.

Este anuncio consigue que te entren unas ganas locas de tomarte una Coca-Cola y vivir y sentir toda esa frescura, alegría y, en definitiva, esas historias.

Dove: «Mi belleza, mi decisión»

Las marcas de cosméticos e higiene personal también saben mucho de emociones. En este sector, contar historias que conecten es fundamental para diferenciarse de sus competidores y encandilar a sus potenciales clientes.

Dove es una de las marcas que mejor trabajan este vínculo. Esto lo hacen basando sus historias en mujeres reales que no responden a ningún canon de belleza porque así es como ellos entienden el concepto de belleza. De este modo, no solo consiguen que las mujeres a las que se dirigen se sientan bellas y especiales, sino que además consiguen que se sientan identificadas. Ese es el centro de su estrategia de marketing emocional.

Convierte tu marca en una auténtica lovemark

Llegados a este punto, estamos seguros que lo que más quieres es generar emociones con tu negocio y así conquistar el corazón de tu audiencia. No caigas en el error de pensar que solo las grandes marcas pueden enamorar a sus consumidores.

Tu también puedes hacerlo mimando el branding de tu empresa a través de todos estos consejos.

Ahora que ya tienes todo lo necesario para empezar a diseñar tu estrategia de marketing emocional, ¿a qué esperas?

Y si aún no sabes muy bien cómo hacerlo, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de crearte tu propia estrategia a medida.

Pin It on Pinterest