Qué es el rebranding

4 Ago 22 | Desarrollo y diseño web

Hay muchas razones para considerar hacer un rebranding. Puede ser que se quiera expandir el negocio a otros mercados, querer atraer a un nuevo público objetivo o que tu empresa haya cambiado su visión. Por ello, hay que saber gestionar este cambio para que sea exitoso.

Pero, ¿qué es el rebranding? Es una estrategia de marketing que implica modificar de forma parcial o total el conjunto de elementos que identifican a una marca, para poder mejorar su posicionamiento.

Un rebranding puede incluir desde una modificación en el nombre o diseño de la marca, un cambio en algo específico en las campañas publicitarias, hasta la tipografía utilizada e incluso formas de trabajo internas.

Su finalidad es cambiar la opinión de los clientes e inversores sobre una empresa que ya está establecida. Por ello, hay que hacer los cambios necesarios para conectar con un público objetivo, ser reconocido y establecer una nueva forma de identificarse con la marca.

Cuando se debe hacer un rebranding

SI TU EMPRESA ESTÁ EN UNA ETAPA DE DECLIVE
Ya hemos mencionado que el rebranding se trata de un proceso de cambio, por lo que es importante conocer cuándo se tiene que aplicar. Esto depende del ciclo de vida de una marca. La primera etapa comienza en el nacimiento de la empresa, la segunda etapa comprende el camino de crecimiento, la tercera es la etapa más alta, la madurez de la empresa y, cuando empieza su declive es un periodo en el que la empresa podría tener dificultades. Las estrategias de rebranding entran en acción para evitar ese descenso. En este punto, existe la oportunidad de revivir con un rebranding.

CUANDO EL OBJETIVO CENTRAL DEL NEGOCIO HA SIDO MODIFICADO
Quizá tu marca logró posicionarse de cierta forma, pero quieres renovarla conforme a las tendencias o proyecciones de tu sector. En ese caso, deberás hacer los estudios necesarios en cuanto al reposicionamiento de tu negocio, respecto a tu público objetivo, tus productos y precios, además de los medios de promoción, por ejemplo.

SI LOS USUARIOS O CONSUMIDORES YA NO SE SIENTEN IDENTIFICADOS CON LA MARCA
Los tiempos cambian y las tendencias también. Si has notado que tus consumidores ya no tienen la misma respuesta que antes, evalúa si el rebranding es lo más adecuado. Pero, eso sí, evita caer en una competencia por la notoriedad, ya que podría ser un error.

CUANDO LA EMPRESA BUSCA SUPERAR LAS FRONTERAS GEOGRÁFICAS DEL MERCADO
¿Tu marca se puede expandir? Pues seguramente haya algunos aspectos que deberás modificar para llegar a tu público, lo cual implicará una adaptación parcial, ya sea de tu imagen o de tus productos. Aunque en algunos casos puede ser más viable la opción de modificar la marca de una manera más radical.

SI LA IMAGEN DE MARCA SE ASEMEJA A OTRA
Si hay algún impedimento legal para continuar con una marca específica, ya sea en su identidad corporativa o en algún aspecto central, el rebranding es necesario. Tu marca es uno de tus activos más valiosos, por lo que siempre es necesario reconocer cuáles son los objetivos que tienes que aplicar.

Cómo hacer un rebranding exitoso

Conoce la marca y defínela de forma clara

Tienes que tener claro cual ha sido la trayectoria de la empresa para detectar cada una de sus etapas y sobre todo reconocer la etapa de declive, si es que está en ella. También define la propuesta de valor respecto a la competencia. Para ayudarte a definir bien los próximos objetivos de restauración, es importante conocer la trayectoria de la compañía.

Conoce tu público objetivo

Deberías hacer un análisis de mercado para ayudarte a descubrir cómo se ha sentido la marca y qué se espera de ella.

Realiza una lista de prioridades y un presupuesto

Este proceso te llevará tiempo, trabajo y también dinero. Por ello debes revisar cual es el principal objetivo por alcanzar y los que le sucederán para respaldarlo o reforzarlo. Calcula a cuánto ascenderá la inversión del proyecto y haz los ajustes necesarios.

Prepara una proyección de cambios-beneficios

Prepara una proyección donde muestres tasas de crecimiento, comparación de recursos utilizados en el pasado e índices de aceptación con otros casos de éxito; además, indica el costo de inversión y, sobre todo, resalta los beneficios que traerá a la compañía.

Crea un nuevo concepto

Desarrolla un proyecto de diseño con ayuda de un equipo creativo que logre captar y plasmar las ideas que representen adecuadamente tu marca. No olvides que el contenido debe ser de calidad y valor. Adapta todos los activos a tu logo, en la web, en el embalaje u otros materiales audiovisuales que den identidad a la marca.

Mantén informados a los empleados

Comunicar el nuevo enfoque, visión y posicionamiento de la marca a tu equipo de trabajo es crucial. Hay que educar a los empleados acerca del significado del cambio de marca, hacer que cada empleado se una a la transformación y alinear a todos hacia un objetivo común.

Desarrolla estrategias para tu anuncio

Hay que recordar que a las personas no les interesan los nombres o logos, sino cómo el cambio de marca modificará positivamente su experiencia con tu empresa. Debes dejar bien claro por qué esto es importante, explica que seguirán obteniendo lo que siempre han recibido, además de nuevos beneficios.

Comunica en el medio y momento adecuado

Establece cuándo y cómo emitir el mensaje. Por ello es primordial que realices un plan de comunicación que incluya marketing digital. Cuando ya tienes estructurado un plan de campaña, lo que debes definir es la forma o medios en que deseas mostrar los nuevos cambios y el momento oportuno para hacerlo. Empieza a crear la base de que se acerca un lanzamiento con dos semanas de anticipación, más o menos. Es una buena forma de engancharte con tus nuevos clientes y conseguir sus comentarios o pensamientos para crear una mejor relación que, con el tiempo, se traducirá en mayor fidelidad y ventas en el futuro.

No dejes nada desactualizado

Asegúrate de cambiar el branding de todo. No dejes nada de tu antiguo logo ya que eso no se ve nada profesional. Cuando los clientes ven tu nuevo diseño de logo en un lugar y el antiguo en otro, pensarán que no eres organizado y meticuloso. Quizá una forma de realizar una presentación sea por medio de un evento o en un mes de aniversario. Analiza la forma y el tiempo que resulte más amable y fácil de aceptar para el público.

¿Es hora de hacer un rebranding de tu marca? ¿Conoces a alguien que necesita hacerlo y no sabe cómo?

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Pin It on Pinterest